Solución al brillo bajo -casi nulo- de pantalla tras instalar Kubuntu en portátiles ACER

Al intentar instalar Kubuntu 12.04 LTS en el portatil Acer de mi hermano, tras haber probado previamente Mageia, nos encontramos con que al arrancar el sistema el brillo de la pantalla era tan tan bajo que casi parecía apagado. Tras investigarlo un poco llegamos a saber que es un problema que se da en los Acer -y alguna marca más, por lo visto, pero de las que no tengo confirmación- con los más recientes kernels de Linux.
El problema, así como su solución, está publicado ya en muchos sitios de Internet pero me parece oportuno proporcionarla en este foro.

- Instalar Ubuntu desde el CD “alternate”.

-Finalizada la instalación, se reiniciará el equipo. En ese momento, notaremos que parece que no tenemos video (si te fijás bien, algo se ve, pero apenas se distingue).

-“A ciegas”, presionamos Alt+Ctrl+F1 simultáneamente. Eso nos llevará a una terminal (tty1).

-De nuevo a ciegas, escribimos ahí nuestro usuario y pulsamos Enter

-Otra vez a ciegas, escribimos nuestra contraseña, y pulsamos Enter. Hemos ingresado al sistema, pero todavía no se ve nada.

-Escribimos el siguiente comando:

sudo setpci -s 00:02.0 f4.B=60

Pulsamos Enter

-Volvemos a escribir nuestra contraseña y pulsamos Enter. Instantáneamente, debería comenzarse a ver la pantalla normalmente.

-Presionamos Ctrl+D para cerrar la sesión en el terminal, y luego Alt+Ctrl+F7 para volver al modo gráfico.

-Ingresamos a Kubuntu con nuestro usuario y contraseña de manera normal.

Queda solucionar cómo hacer para no tener que repetir los pasos anteriores en cada arranque del equipo.

-Ya en el modo gráfico, abrimos una terminal. Allí escribimos:

kdesudo kate /etc/rc.local

o bien si se prefiere:

sudo nano /etc/rc.local

e ingresamos la contraseña.

-Se abrirá un editor de textos. Editando un archivo cuyas líneas están todas comentadas, excepto la última que dice exit 0. Antes de esa última línea, agregamos la siguiente:

sudo setpci -s 00:02.0 f4.B=60

-Guardamos y salimos. (Si os fijáis bien, la línea que hay que agregar es el mismo comando que ejecutamos anteriormente a ciegas. Se ejecutará cada vez que inicie el equipo. El número 60 mide el brillo, pero puede cambiarse por otro que resulte más cómodo según las necesidades de cada usuario.

Y ya puede trabajarse con Kubuntu con normalidad.

Otra forma, en lugar de pulsar Alt+Ctrl+F1 para salir a tty1 sería pulsar Alt+F2 para lanzar Krunner. Escribir "a ciegas" konsole y proceder a todos los pasos desde la terminal en lugar de la tty.